Hoy es uno de esos días PERFECTOS para AGRADECER. Puedo hasta pasarme de cursi, pero esto lo escribiré con el corazón.
Hace 22 años Emprendí por primera vez, y ahi me quedé. Las personas que me conocen saben que nunca he dejado de hacerlo, así no tenga la necesidad. Garotos en la playa a $500 cuando tenia 3 años (Creo que ya había nacido con el alma de empresaria). En mi colegio, dulces, galletas, sándwichs, Arepas, Chocolates, Cartas, trabajos, Ensayos.
En mi Universidad, postres, regalos, ropa interior. Incluso en mi niñez, como olvidar cuando una perforadora, una hoja de Foami, una aguja y un nailon eran nuestros aliados para hacer manillas y sin dudas ni penas nos ibamos puerta a puerta por todo el barrio a venderlas, e INCREÍBLEMENTE volvíamos sin nada, entre muchas más cosas, han marcado completamente mi vida, han hecho siempre de mi una mujer con mucha visión y me siento muy orgullosa de ello; pero aunque suene raro, no tenía una motivación, una meta, un objetivo, algo que realmente me moviera el corazón, por lo que entregara hasta el alma y mi vida.
Hace 4 años, mil ideas locas llovieron en mi cabeza, pero no me arrepiento que lo hayan sido, pues de ahi es donde salen los mejores proyectos; se los aseguro!..
Nació Four Seasons, con etiquetas hechas en Word, diferentes envases, tapas de todos los colores, pero sobre todo, con personas que ciegamente confiaron, como también otras que sin pena me rechazaron.

El primer dia que repartí los productos , me fui caminando cargando una tula super pesada en el hombro, encontrándome con las personas que me habían encargado, estaba super nerviosa pero algo me decía que sería un éxito.
Al principio me derrumbaba por los comentarios que me hacían. -Y eso si sirve?- / -Me da miedo eso casero, quien me responde?- / -Muchas gracias, en una próxima ocasión- / -Te felicito, pero no me arriesgo- / -Mejor estudia, eso no te va a dar resultado- Etc.
Y si les soy sincera, hoy en dia lo que mas fuerte me hace y lo que mas amo escuchar, es que me digan que no puedo hacer algo, o que es imposible de alcanzar; porque es mi gran motor para demostrar que lo puedo todo, TODO!!
No me da pena decir que empecé en la cocina de mi casa, con la licuadora de mi casa, el cuchillo de mi casa, el embudo de mi casa, y todo lo que se imaginen, y si, de mi casa!
Mi capital fue de $100.000 cerrados y PRESTADOS!, así que no hay excusas, no necesitan 10 millones para emprender su propio negocio.
Inicialmente llevé esta idea a cabo para comprar ropa con mi propia plata, pero no imaginé que les gustaran tanto los productos como para hacer una próxima producción, una tercera, una décima y en este momento miles más. Lo tomé como suerte, pero ahora lo concibo como MAGIA!. Ahí fue dónde me hicieron caer en cuenta que necesitaba una MOTIVACIÓN, un MOTOR, eso en lo que pensara y fuera mi completa INSPIRACIÓN; y sin pensarlo dos veces me preguntaron ¿Juliana, si no vas por todo; a que vas?
Desde ese instante, Comprendí que mi verdadero talento se llama SOÑAR! Los sueños son los que nos mantienen vivos, un millon de sueños me hacen cosquillas en el estómago y NUNCA les dire que no… Visualizaba una mujer independiente, segura, trabajadora; y desde ese momento el crecimiento en todos los aspectos de mi vida fue Inigualable e Inexplicable.. Me sentía completamente agradecida por lo que tenía y Emocionada por lo que seguía.
Fue transcurriendo el tiempo, fueron llegando personas que les habían recomendado los productos y yo la verdad no podía creerlo; el voz a voz se estaba regando de una manera increíble. Otras personas querían que les vendiera al por mayor, pero, y yo que les decía si no tenía una dinámica fija? Empecé a crear estrategias que me permitieran dividir la rentabilidad entre ellas y yo, y sin pensarlo les dije que si..
Al ver que poco a poco iba creciendo, decidí cambiar esas etiquetas por unas que dieran un poco más de credibilidad, y darle un valor agregado a los productos mejorando las fórmulas. Fue lo máximo, me sentía más que feliz.
Con el transcurrir del tiempo, pensé que no me podía estancar, por nada del mundo podía quedarme en lo mismo; y empecé a hacer mil pruebas.. muchisimas fórmulas fracasaron pero eso jamás fue un obstáculo para lograr la mezcla perfecta, la poción magica, para llegar a la que dijera ME LLENÓ!
Se que no he crecido tan aceleradamente, pero, de que me sirve tener un portafolio de 30 productos si todos son improvisados; hoy lo pensé y mañana lo lancé. NO Y NO, MIL VECES NO! En Four Seasons todo siempre será con altísimos estándares de calidad y con demasiadas pruebas antes de la aprobación final, soy muy exigente en eso; siempre quiero entregar lo mejor.
Luego, cambié nuevamente la imagen (A la que por cierto le debo hasta mi vida) que deja en mi empresa, mis clientes, mis distribuidoras y en todas las personas que confiaron en mi, una huella inmensa, con la cual logramos un reconocimiento y un posicionamiento que nunca acabará.
En este camino he visto de todo, personas super groseras, apresuradas, incrédulas, sin sentido de pertenencia, sin amor por lo que hacen, exigentes, odiosas, MUY problemáticas, de ambientes pesados, criticonas, etc (No tiren la toalla por dar con personas así, resistan!) y doy gracias a Dios que hoy en día no sean parte de mi empresa ; que quienes pertenecen a ella actualmente, sean respetuosas, dedicadas, entregadas, apasionadas, con amor por lo que ofrecen, y que sin ningún pero, confíen ciegamente..
A esas personas que confían, quiero decirles que todo es POR Y PARA ELLAS, Hoy les digo que se llegó el día para sonreírle a los que de mi dudaron y agradecer a los que en mi confiaron, hoy es el dia para presentarles una nueva cara de Four Seasons, para mostrarles lo que durante meses y años construímos. TODAS LAS COSAS BUENAS, TOMAN TIEMPO!
Gracias a Dios, a la vida, al universo. Gracias por permitirme sembrar tantas bendiciones y empezar a recoger la cosecha.
Muchas veces le pedimos a Dios que nos mande o nos de algo. Yo solo le pido Salud y vida, porque con mis manos, mis pies, mi boca, mis ojos, mi sabiduría y mi familia, lo puedo todo. Llegó la recompensa a tanta dedicación, a días y noches enteros de trabajo.. pero mi recompensa no es dinero, mi recompensa es hacer millones de clientes felices; para todos ustedes solo tengo GRATITUD.
Hoy solo deseo que la vida nos siga sorprendiendo y que nunca dejemos de tener una motivación en la vida.
Simplemente GRACIAS, porque en cada producto que ustedes compran, se llevan un pedacito de mi corazón.

Disfrútenlo, es Especialmente para ustedes

amor

En cada producto, hasta en la última gota; encontrarás una muestra de amor inmensa. El amor que se siente por Four Seasons, se refleja con el producto que llega a tus manos. ¡Lo AMARÁS!

calidad

En cada producto que llega a tu hogar, están fusionadas las mejores materias primas; esas que sin duda se escogieron minuciosamente para cumplir todas tus expectativas.

Delicadeza, buenos deseos, bendiciones y respeto es lo que siempre encontrarás en nuestra atención hacía ti. ¡Gracias por escogernos!

En Four Seasons te encontrarás con empaques hermosos, diseñados ESPECIALMENTE PARA TI. Con conciencia ambiental y pensando en una adecuada reutilización de los mismos. Su material es vinilo PVC el cual está comprobado que puede ser reprocesado en diferentes productos hasta cuatro veces antes de convertirse en desperdicio. ¿Y tú, que uso le quisieras dar a tus estuches favoritos?

×